Cuando tu onda es roja, el blanco aparece como una puerta

Para las personas que nacen en una onda roja (ondas dragón, serpiente, luna, c.cielo y tierra) el agua y la emoción se presentan como una expresión de la perfección, ya que en todas las ondas rojas el blanco ocupa el tono 10.
También, cuando tu onda es roja, el blanco aparece como una puerta. Cada vez que te sumerges en la emoción abres puertas, ya que el sexto sello de la onda roja es blanco.
También en sí es un regalo, aunque aparece como un desafío, tono 2.

La persona que nace en una onda blanca (ondas viento, enlazador de mundos, perro, mago y espejo) encuentra que la emoción y lo representado por lo blanco aparece como propósito, con la importancia que tienen los propósitos, pero también como transcendencia o tono 13, con la importancia que tiene la transcendencia.
También aparece asociado a los tonos 5 y 9, dándole fuerza al propósito y a la transcendencia.

Para la persona que nace en una onda azul (ondas noche, mano, mono, águila y tormenta), el contacto con la emoción va a presentarse inicialmente como algo muy práctico, que responde al cómo: cómo lograr el propósito. Es decir, va a definir una manera de actuar y comportarse, de ser y hacer, totalmente vinculada a su propio programa, ya que el tono 4 también representa el programa de la semilla, cuya fuerza es florecer y al escuchar su misión, cumplir su propósito, expandiéndose y floreciendo.
También va a aparecer la emoción en el tono 8, que expresa la integridad, para las personas que nacen en una onda azul, permitiéndoles ser íntegros. La integridad es una forma de relacionarse con los demás, es decir, una forma de crear la sociedad de la estrella o sociedad de lo óptimo (sello 8) y te ayuda a ser más humano (onda 8).
En estas personas, esto lo logran a través de la emoción.
También en el tono 12 aparece lo blanco, conteniendo una invitación a colaborar desde la emoción con todo lo existente.

Las personas que nacen en una onda amarilla (ondas semilla, estrella, humano, guerrero y sol) se van a encontrar con que el blanco y la emoción expresan por un lado el tono 3 del servicio, pero también la canalización y la resonancia (tono 7).
Las personas que nacen en una onda amarilla están expandiendo la totalidad de su programa, de su ser, floreciendo y limpiándose de hechizos. Ese limpiarse de hechizos, de productos tóxicos y programas que no son tú, a esas personas les ayuda a SER de forma resonante, porque ocupa el tono 7, pero también esa escucha de las emociones descubre su auténtica realidad asociada al servicio: están realizando un servicio en favor de la humanidad potenciando la emoción, pero también convirtiéndose en un agente secreto.
Cuando conectan con las emociones están actuando, aunque nadie se de cuenta, como un agente secreto, recibiendo ese gozo de un trabajo bien hecho, que está desde el tono 11 produciendo el auténtico florecimiento de gestar nuevas semillas.
Su gozo se expande de forma que la propia individualidad desconoce.
Cuando se expanden como hace un árbol, multiplicando su ser en cada una de las semillas, tienen una explosión de gozo, que pertenece a dimensiones desconocidas por el ego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.