Hay una forma de ver la realidad, una realidad que percibes desde la emoción, que es similar a la que sucede en la columna propiamente resonante asociada a un nuevo nacimiento

CASTILLO VERDE
En el séptimo día del castillo verde encontramos al águila 7, águila resonante, que está hablando de esa resonancia que nace de la emoción, del propósito asociado a la luna, que es el agua.
Cuando esta emoción se vuelve resonante favorece o se ve favorecida desde una determinada forma de mirar o de ver; tú contemplas una realidad desde la emoción que te introduce en la vivencia del gozo.

El águila 7 tiene una traducción en el Tzolkin evolutivo como tierra 7, que pertenece a la columna central o columna del nuevo nacimiento.
Hay una forma de ver la realidad, una realidad que percibes desde la emoción, que es similar a la que sucede en la columna propiamente resonante asociada a un nuevo nacimiento.
La tierra 7 está asociada como oculto a la semilla 7, que pertenece a la onda del espejo, del in lak’ech y del “tu eres otro yo”. Cuando miras desde el in lak’ech, que es lo que expresa la semilla 7, y lo haces desde el voluntario, desde la visión nueva en el nuevo nacimiento, estás conectado con el corazón del cielo y de la tierra.
Esa es la visión de la emoción y del día verde que te introducen en esa vivencia gozosa.

La otra forma en que aparece el contenido evolutivo es como caminante del cielo 11, que está expresando gozo, satisfacción visceral en la totalidad de cuerpo, mente y espíritu, y proviene justamente del ensueño, de la noche.

Esa misión resonante es una misión desde el ensueño, desde el voluntario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.