Tradiciones hermanas del 16 de abril. Se ve propiciada la experiencia del nuevo nacimiento

16 de abril
Enlazamiento de tradiciones hermanas del 16 de abril. Espejo 1 y Humano 7.

El kin del día es el espejo magnético, tono 1, y el nawal es el humano con la fuerza 7, que es justamente el centro de la onda.
Nos encontramos con la onda central y su oculta, ondas 10 y 11, y por otro lado con el centro de la onda, que es el tono 7.
El lugar central del Tzolkin en el nivel de las ondas está ocupado por la onda 10 del espejo y la onda 11 del mono, que es su onda oculta. Las demás ondas no son el centro del Tzolkin tipo, ya que ese lugar solo les pertenece a las ondas del espejo y el mono.
Sin embargo, el tono resonante de la onda o centro de la onda puede ser ocupado por los 20 sellos. Hay 20 posibilidades de ser el centro de la onda.

Por eso, cuando encontramos el lugar central del Tzolkin tipo, que es el lugar del nuevo nacimiento, asociado al lugar central de una onda concreta, podemos considerar que ese sello que representa lo resonante en la onda ha sido elegido de modo especial y con una carga especial de significación. Lo que sucede ahí es señalado como algo que propicia la experiencia especial de nuevo nacimiento.
En ese lugar encontramos hoy al humano con la fuerza 7, que está canalizando y resonando con una misión especialmente señalada, que es la de enlazar y unir (onda enlazador).

La ley del amor expresada por el espejo te lleva a ser transcendente a través del amor incondicional (perro 13). Cuando eso sucede te renuevas completamente y recuperas la inocencia, recuperando a su vez la semejanza plena con la realidad Dios.
En el mono 1, como consecuencia del amor incondicional transcendente del perro 13 se produce una reactualización de todo tu ser, que se ve libre de influencias ajenas.

De modo que canalizar libremente y de forma amorosa la fuerza enlazadora, que es lo que hace el enlazador como cumplimiento de la misión de la luz, es el espejo.
Y también es todo el Tzolkin, porque el espejo 1 (onda 10) está acompañado por la ESTRELLA 1, onda final del Tzolkin, por el DRAGÓN 1, primera onda, y también por la NOCHE 13, que da cumplimiento a la onda 11. Vemos la primera y la última onda, así como las dos ondas centrales. De modo que todo el Tzolkin está presente.
Aparecen los 26 kines centrales en el enlazamiento que se produce desde el espejo 1 a la noche 13, siendo un fractal cuántico de los 260 kines totales.

Tzolkin evolutivo:
En la tradición de los abuelos está el humano 7, que es el humano que canaliza a la luz cumpliendo una misión.
Ese humano 7, que es el espacio 72, nos ofrece un contenido para asociar, que es el que proviene de la mano 4 como resultado de colocar el Tzolkin de ondas.
Ahí nos dice, el “cómo” (tono 4): cómo dar fuerza al propósito, que en este caso es mediante tu propio programa (onda semilla), que es “cómo ser tú”, para canalizar la luz cumpliendo una misión enlazadora y amorosa. El resultado es con la impecabilidad de la acción (mano), la cual recuperas en el presente, reconociendo cuándo no has sido impecable en la acción.
Eso es importante, porque sin ese reconocimiento el Tzolkin y tu estáis separados. Lo ves, pero no le permites en tu aquí y ahora, y en tu realidad.

Gracias, perdón y bendición.
Gracias a los guardianes del Tzolkin y gracias a los que lo viven. Perdón y bendición para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *