El llamado descubrimiento de América y los viajes transoceánicos fueron la causa de los barcos de vapor

Podemos decir que el llamado descubrimiento de América y el inicio de los viajes transoceánicos fue la causa del descubrimiento de los barcos de vapor.
Al aparecer la necesidad como problema, se crea y atrae la solución.

Hasta entonces, los barcos iban normalmente por la costa y la gente vivía en el barco, ya que era su profesión. La necesidad de transportar personas no existía, porque solo iban a lugares cercanos para los cuales los sistemas de remos y vela eran suficientes. Pero al existir la demanda de viajar lejos, no ya viviendo o trabajando en el barco sino como medio de transporte, era necesario encontrar algo que lo facilitara. Así surgieron los barcos de vapor.
A partir de ahí surgió la posibilidad de utilizar esos combustibles para el movimiento, algo que posteriormente fue aplicado a tierra, apareciendo las máquinas de vapor, los trenes y finalmente los coches y los aviones.

Visto desde ese enfoque, el “descubrimiento” no era tanto de una nueva tierra, ya que siempre fue conocida. No fue “descubierta”, aunque solo era conocida por minorías y no había una masa crítica. Pero no lo sabía todo el mundo.
Cuando ocurre ese des-ocultamiento o desvelamiento, que es denominado descubrimiento, se hace partícipe a todos, a la totalidad y a la masa crítica completa, de lo que sabían los sabios. Eso es independiente de las consecuencias políticas y de la forma en que se organiza la vida en las ciudades.
Pero lo que se llama “descubrimiento” es realmente de la sociedad industrial, sociedad tecnológica, viajes espaciales y la puerta de un tiempo nuevo.

Todo ese periodo es un paso, pasadizo o pasaje. Nos interesa abrir la siguiente puerta, que parece tiene que ver con el descubrimiento del corazón como conexión con todos. Hay una conexión con todas las personas a través del corazón, que nace del descubrimiento de la creatividad y de la liberación del hemisferio creativo, por el cual la visión es la de la maravilla.
Hay una visión donde la circunstancia es maravillosa y eso sucede desde el hemisferio creativo conectado con el corazón, donde el corazón es el corazón de la vida y el corazón del cielo.

El siguiente descubrimiento es el de aquello que une tu corazón con el corazón de la vida, produciendo un desvelamiento o des-ocultamiento de la visión de la maravilla y de la vibración de la maravilla a nivel corporal. La visión de la maravilla produce una vibración y un nivel energético de gozo.

El nivel energético de gozo está expresado por la LUNA como descubrimiento del tiempo del gozo, ya que la onda de la luna está hablando de un tiempo elevado.
La visión de la maravilla está en la onda del ÁGUILA y la conexión del corazón con el corazón del cielo también se expresa a través de la relación que hay entre la lengua (VIENTO), en el interior de la cabeza, y el corazón, en el interior del cuerpo. Cuando la lengua o expresión traduce la maravilla y es palabra de bendición, de gozo y de agradecimiento, crea unas condiciones celestes, de maravilla y vida plena, donde está expresado el viento como dios creador, Huracán.
Y entonces, estamos hablando de la sociedad de la estrella (ESTRELLA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *