El fuego renovador de los 52 , en el castillo verde

Compartimos la respuesta a una pregunta sobre los 52 años, por si es de interés:

PREGUNTA: Hola buen Día!!! Me encantaría y seria muy útil para mí si me compartiesen su visión y conocimiento del significado de la Renovación del Fuego Nuevo, cuando una persona cumple 52 años, de antemano muy agradecida, In Lakech

RESPUESTA:
Las personas que ahora cumplen 52 años están en el castillo verde, y están ahí porque han nacido en el castillo verde. Entonces, hay que saber qué indicaciones les muestra su kin natal.
De momento, ya podemos afirmar que las personas que nacen en el castillo verde son una expresión de la energía verde y por tanto conectar con la energía verde, con la energía de la quinta dimensión, de lo óptimo, es importante.

Esa energía se representa de dos maneras.
Como sello se representa bajo la forma del caminante del cielo, que está explorando para ampliar la realidad.
También se presenta en la forma del espejo, es decir, en el reconocimiento del otro y también el reconocimiento de que toda la realidad, todo lo que te rodea, es un espejo. El caminante se asocia con Quetzalcóatl, es decir con una evolución de la personalidad, donde ya está patente la energía de lo óptimo. Y el espejo también hace presente a Quetzalcóatl, pero también a Tezcatlipoca, que es como la energía de Dios descendiendo por un hilo como una araña, mostrando cómo hay un arriba, una dimensión superior desde la cual desciende la vida.
También a esa quinta energía pertenece la noche, y por tanto el ensueño, que es una expresión de la energía de la creación y que es algo que está dentro de todas las personas y que también significa “tu casa”. El ensueño es tu casa; la capacidad creadora es tu casa, o sea eres tú.
Y también en esta quinta energía está la estrella, la armonía, la belleza, la sociabilidad en grado extremo, que te permite encontrar que todos los seres humanos son seres de luz.
Todos estos sellos están hablando de un trabajo personal para conectar con la quinta energía.

El sello indica el trabajo personal. Activar ese valor es trabajo personal.
Luego están las ondas, y el quinto castillo presenta cuatro: la luna, el viento, el águila y la estrella.
La luna es ese potencial dentro de cada persona que desde la emoción produce un florecimiento de la vida. Dentro de cada persona hay un chorro de agua, que son sus emociones, que cuando las dirige hacia una persona, le produce total satisfacción, agrado y ganas de vivir.
También el viento, que es esa palabra que es luz y que también comparte la energía Dios cuando se asocia con la tormenta, que nos traslada a Huracán, el Dios creador. Quetzalcóatl habla de experiencias por las cuales evolucionas y Huracán habla de fuerza creadora. Ambas están presentas en la quinta energía, en la energía verde.
También la onda del águila es el fruto del trabajo interior, por el cual tu visión se sana y entonces lo que ves es maravilla, porque ves la estrella. La sociedad de la estrella, que es la cuarta onda, es la armonía, la belleza y la sociedad.
La potencia creadora del agua, la fuerza creadora y la visión de la maravilla, junto a la sociedad de la estrella expresan la quinta dimensión.
Las personas que están en el quinto castillo se mueven en relación a estas energías.

Pero a los 52 años lo que sucede es que vuelves a situarte en tu kin natal. Primero has ido pasando por tus experiencias y todas esas experiencias eran nuevas, pero ahora ya las conoces. Entonces, habilita una de las capacidades del dos, que a veces se presenta como desafío, pero nosotros en la página llamamos regalo, y que hace referencia a tu relación con el otro.
En la segunda vez que pasas por tus sellos, tú ya tienes un conocimiento. Entonces, cuando conectas con tu agua, con tu luna, tu luna enriquece a cualquier persona, porque estás hablando desde tu agua. En esta segunda ocasión ya tu palabra se llena de luz cuando hablas con otra persona, porque ya has vivido esa experiencia. Ahora estás en el dos, en el regalo, en el desafío, en la interacción con el otro.

A los 52 años, cuando vuelves a vivir todas tus experiencias, ya tienes conocimiento y lo que se te pide es que lo compartas.
El nuevo fuego es un fuego que se te confía y se te entrega. Encender el nuevo fuego es un acto consciente y voluntario.
Encender voluntariamente el nuevo fuego te sitúa en la bendición y de alguna manera te hace responsable de ese fuego. Muchas personas acudirán y serán bien recibidas, con tu luna, con tu viento, con tu estrella.

2 pensamientos en “El fuego renovador de los 52 , en el castillo verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *