Hay un plegamiento de las dimensiones superiores que se superpone en el cuerpo

Hay un plegamiento de las dimensiones superiores que se superpone, sobre la posición del cuerpo, a las 3 dimensiones más físicas y también a la dimensión del tiempo.

Esas dimensiones superiores, que quizá imaginamos lejanas, están compactadas en el cuerpo, exactamente en los niveles del saber, ya que hay átomos del cuerpo que pertenecen a la supernova y transfieren al cuerpo esa dimensión, solo que compactada y aparentemente invisible en 4D.

La conciencia del invidente, o sea del hombre ciego a lo que no ve, reconoce esas dimensiones, porque se sienten de modo innegable. Desde esa conciencia de su ser ciego, que reconoce esa presencia dimensional, SÍ se puede establecer contacto y abrir el diálogo, devolviendo el poder a la sabiduría del cuerpo, para seguirle con respeto.

La apertura a las dimensiones compactadas, que traducen dimensiones superiores a la materia y al tiempo, es posible, y además hoy es necesario para la sanación del arquetipo, que pasa también por la propia sanación.
Devolver el respeto y la sabiduría al cuerpo de la supernova, presente en el cuerpo, es traer el cielo a la tierra, o sea Quetzalcóatl, la serpiente que vuela, Jesucristo y la recuperación del niño divino.

Todos los colores contienen un acceso a la realidad compactada. La emoción, desde el corazón, es un acceso. También es un acceso a la realidad compactada el amarillo, donde te expandes y llenas todo tu ser, y muy especialmente es un acceso el azul, a través de las vivencias experienciales, que son un portal que abre dimensiones compactadas.

Abre tu portal. Inicia el diálogo. Puedes hacerlo.
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *