Tradiciones hermanas del 11 de agosto: la visión abre la canalización de la emoción

11 de agosto
Enlazamiento de tradiciones hermanas del 11 de agosto. Águila y Luna.
El kin del día es el águila 1, águila magnética. El águila representa la visión interior, la intuición y la creatividad. También es el ver la maravilla como final de un proceso.

Podemos hablar de intuición y de procesos, pero lo que nos sugiere la presencia del nawal, que hoy es la luna 7, es que a través de la visión y la mirada se abre la canalización de la emoción y el agua. De modo que el ver adquiere una nueva categoría que es la de canalizar la emoción, la luna y el agua como inicio de lo óptimo, ya que la luna como onda es el inicio de lo óptimo (castillo verde).

Tenemos un recurso extraordinario simplemente en la mirada. Claro, que esa mirada necesita una actitud. No es una mirada distraída, ya que el águila 1 se activa cuando ha sucedido el mago 13. Esa actitud es la que permite la aparición del águila 1 asociado a la luna 7, tal y como vemos hoy.
Hoy aparecen juntos el águila 1 y la luna 7. Los dos corresponden a ondas azules, queriendo decir que se abre ante nosotros un periodo de grandes transformaciones.

El águila 1, que es el kin 235, se transforma en el mago 12 de la onda de la noche, kin 194, al colocar el Tzolkin de ondas que es cuando están los sellos en horizontal. De modo que el ver del águila, que está asociado como nawal a la luna 7 de la onda de la noche, canalizando la noche, aparece como evolutivo, como una fuerza extra que activa tus células madre, cuando activas tu capacidad como mago, que conoce la realidad más allá de lo aparente, y lo activas como modo de colaborar con todo lo existente. Como mago descubres que ensoñar y convocar la abundancia es una forma de colaborar con todo lo existente.
Y cuando lo haces, encuentras que recibes un extra de energía. No cuando lo sabes, sino cuando lo haces. Cuando sabes eso, eres un mago 12, y cuando lo haces dejas volar tu águila. El mago 12 deja volar a su águila y por eso es evolutivo, porque cuanto más ensueñas y dejas volar tu águila, más energía recibes.
Aquí el nawal nos informa de que al dejar volar tu águila desde el ensueño estás canalizando la energía de la luna 7.

La luna 7 a su vez es el kin 189 y sobre él, al colocar los sellos en horizontal va a aparecer el mago 10, el mago perfecto.
Esa canalización desde el ensueño de la que habla la luna 7 también te sitúa como mago en el nivel evolutivo, más aun, como mago perfecto. De modo que el mago perfecto canaliza energía emocional desde el ensueño, y eso activa sus células madre.

De esta manera vemos que la actitud del mago es la que permite liberar al águila.
Gracias y bendición.

11 de agosto. Es el momento de dejar volar al águila

11 de agosto. ÁGUILA Magnético 1. Mago 12 y Tormenta 6 en el Tzolkin evolutivo.
Es el momento de VER la realidad de forma elevada y profunda.
¿Por qué se repiten en nuestra vida las mismas cosas?, ¿por qué nos afectan determinadas situaciones?, ¿en qué proceso estamos?, ¿el entorno nos está agrediendo?, ¿qué hay más allá de la realidad aparente?

La forma en que VEMOS condiciona nuestra realidad. Todo cambia en función de cómo lo veamos. Quizá la situación es la misma, pero se produce una transformación en nosotros en función de nuestro posicionamiento.
De forma evolutiva supone un gran cambio evolutivo en nuestras vidas y nos permite acceder más allá de la realidad aparente, en colaboración con todo lo que ES.

Comenzamos la onda del águila, con 13 días que nos permiten experimentar nuestra visión, potenciando la intuición y la creatividad.
El águila no necesita esforzarse para mantenerse en su medio. Siente la fuerza de su visión y su conexión espiritual. Está donde tiene que estar. Pero si pierde su visión profunda, sucumbe a los hechizos o se queda en el ego, entonces todo ese peso no le deja elevarse.

Sin embargo, no puede quedarse en su área de confort. Es momento de centrarse en el presente, viviendo experiencias, con conciencia (color azul).

Gracias por dejar volar al águila.