Tradiciones hermanas: Hoy podemos dejar volar el águila, con toda la emoción

13 de abril
Enlazamiento de tradiciones hermanas del 13 de abril. Águila y Luna.

Cuando el águila vuela como la luna nos quiere hablar de cuando era serpiente y quería volar como un águila.
Hoy vemos al kin del día como el águila con el tono 11 y al nawal como la luna con la fuerza 4.
El tono 11 espectral es cuando empiezas a emitir luz. Y cuando vemos al águila con el tono 11 emitiendo luz, se trata de la serpiente. El águila 11 es el tono 11 de la onda de la serpiente. Por eso, ese águila espectral emitiendo luz es una serpiente.

El nawal nos presenta la luna con la fuerza 4, que expresa cómo lograr el propósito, respondiendo que para lograr el propósito de enlazar necesitas actuar como la luna, es decir, con impecabilidad de emoción, pero con toda la emoción, bendita emoción que viene más allá de la forma.
El agua viene más allá de la forma, es decir, es anterior a la realidad mundo, y la luna expresa esa emoción, agua, anterior a la realidad mundo. Es ese agua donde se encontraban los dioses creadores según Popol Vuh antes de empezar la creación del hombre.
Ese agua anterior a la creación forma parte del ser humano también expresa lo óptimo, el castillo verde.
Hoy vemos al águila espectral emitiendo luz, tono 11, actuando “como” la luna, fuerza 4.
La fuerza 4 expresa el “cómo”, por eso decimos “como la luna”, con pureza de emoción, conectando con ese agua anterior a la creación que te está esperando en lo óptimo.
Sí, vemos al águila emitiendo luz como la luna.

También vemos que la luna 4 expresa una realidad oculta en el águila, porque la fuerza oculta del águila es el enlazador, que es la onda de la luna 4.
En el oráculo vemos cómo el águila 11, guiado por el águila 11, tiene como oculto al enlazador 3, es decir, ese águila emitiendo luz está cumpliendo la misión de enlazar. Al ver la maravilla, el águila enlaza y es útil al grupo. Por eso hay una invitación a que tú seas ese águila y te encuentres en ese vuelo mirando la maravilla, como la luna.

Nos encaminamos a un nuevo año que expresará la fuerza 11 o tono 11, espectral, en la forma de la tormenta 11. Pero ya hoy podemos dejar volar el águila, para que nos introduzca en la vibración donde emites luz y donde quizá vuelves a conectar con la inocencia como expresión del niñ@ divin@ en tu interior.

Gracias, perdón y bendición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *