Curso online: los ocultos son el resultado de una fuerza oculta, de más allá de la forma

selos_ocultos
CURSO ONLINE:
El próximo martes 30 de agosto, en el curso online hablaremos del concepto del OCULTO:
Los ocultos (ondas, familias, castillos, etc.) muestran algo exterior unido con algo que no se ve, pero que en realidad es lo mismo.
El oculto es el resultado de una fuerza oculta que, más allá de la forma y desde dimensiones superiores, intenta comunicarse contigo.

De modo que más allá de la apariencia y de una aparente desorganización de intenciones, hay algo que une, tal vez oculto, cuyo reconocimiento forma parte del aprendizaje.

SELLO OCULTO:
El sello oculto es el resultado del espejo del Tzolkin donde lo de arriba se refleja en lo de abajo, de modo que el primer sello es el oculto del último, el segundo es oculto del penúltimo, etc.

Numéricamente se puede saber cuál es el sello oculto sabiendo que la suma del sello y su oculto tiene que dar 21. Así, son ocultos entre sí los sellos 1-Dragón y 20-Sol (1+20=21), como también lo son los sellos 3-Noche y 18-Espejo (3+18=21).
La totalidad son los 20 sellos, y más allá de esa totalidad aparece el 21.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)
curso online

El oculto: en tu interior hay una fuerza que es luz, que da vida como el sol

Hay un VER y hay un SABER.
Pero cuando ves el sol siempre es de día. Ciertamente es interesante, importante y otras muchas cosas buenas el “saber”, pero como ya existe internet, wikipedia y tantos almacenes de saber tan rápidos, quizás sea el momento del “ver”.

Visualmente el sol sale de lo oscuro, o sea de la noche como oscuro. Está todo oscuro y de la frontera de lo oscuro empieza a clarear, apareciendo por donde empieza a clarear un punto de luz intensa, que luego es una línea redondeada de luz que acaba siendo el sol.
Así vemos salir de lo oscuro al sol. Lo contrario nunca lo vemos. Del sol nunca sale oscuridad. El sol se marcha, y luego es cuando viene la oscuridad.

Saber es otra cosa.
Ver es como el azul. Sucede en el presente, que en código Tzolkin está representado por el azul.
También la noche en código Tzolkin es azul. Es oscuridad visualmente, y de ahí “vemos” que sale el sol.
Luego si el sol sale de la noche, es que la noche es como la casa del sol. El sol entra y sale de la noche como tú de tu casa.

El sol es “oculto” en el interior de la noche, pero en código Tzolkin el oculto de Noche es Espejo.
Encontrar al espejo es una iluminación. Encontrar que “tú eres otro” y “yo soy otro tú”, o sea la ley del amor, es una iluminación. Es una trasformación, ya que nada vuelve a ser como era. Aparece lo real.
Pero igual que el sol se oculta en el interior de la noche, escenificando visualmente qué es el “oculto”, también escenifica por analogía cómo el ser humano, o sea tú, yo, él y ella poseen ese” oculto” que es luz y que al encontrarlo te ilumina.
En código Tzolkin naces en un sello que te identifica, que como todos los sellos tiene su oculto. Encontrarlo experiencialmente, o sea conectar con esa energía oculta que aparece como análogo del sol, es una iluminación

Encontrar tu oculto es iluminación. En tu interior hay una fuerza que es luz, que da vida como el sol.

La propuesta es encontrar en ti la luz y el agua o las emociones, y vivir en esa dimensión donde el amor es la realidad

LOS OCULTOS EN LAS FAMILIAS (Extracto del Libro de las Familias, de próxima publicación)
Los veinte sellos son algo visible, reconocible por sus propios símbolos y también por su color.
Sin embargo, no es visible el reconocimiento de los sellos como diez parejas de ocultos o la agrupación según sus cinco familias. Para eso se necesita información extra y una realidad más allá de lo visible.
Por eso es una profundización trabajar con el oculto y con la familia. De alguna manera, lo visible, lo que está ahí, expresa el macrocosmos, pero el acceso a la realidad más allá de la forma es una invitación dirigida al ser humano y al microcosmos; a descubrir la otra realidad, a SER plenamente, y simultáneamente a descubrir al dos, al otr@, lo que te completa y te asienta en una realidad maravillosa, y al mismo tiempo ser el dos, el/la otr@, es decir, ser solución.

Proponemos profundizar en los ocultos de los sellos, encontrando qué familias están asociadas de esa forma.

La familia Portal, relacionada con el agua y formada por la luna, el mago, la tormenta y la semilla, está asociada con la familia Central, donde se encuentra el humano, la mano, el viento y la tierra, ya que son ocultos entre sí la luna y el humano, el mago y la mano, la tormenta y el viento, y la semilla y la tierra.

Por otra parte, la familia Cardinal, formada por el dragón, el enlazador, el mono y el guerrero, está asociada a la familia Polar, relacionada con la luz, donde están el sol, el águila, el perro y la serpiente, ya que los sellos de una son ocultos de la otra.

Así, nos encontramos con que hay dos bloques de 8 sellos cada uno, uno representando la LUZ y el otro el AGUA.

También hay un tercer elemento, equivalente al surgimiento de la vida orgánica, fruto de la unión de la luz y del agua, que es la familia Señal, donde como ya hemos dicho anteriormente los sellos son ocultos entre sí: el caminante del cielo y la estrella, el espejo y la noche.

EL SALTO CUÁNTICO EN EL TZOLKIN:
Si ahora miramos al Tzolkin, encontramos que también hay dos bloques y en medio un tercer elemento. Por un lado están las seis primeras columnas y sus ocultos situados en las seis últimas columnas, similares a los bloques que antes veíamos relacionados con la luz y con el agua.
Hay un tercer elemento que es la columna 7, similar a la familia señal, ya que los 20 sellos de la séptima columna son a su vez sus propios ocultos (dragón 4 y sol 10, viento 5 y tormenta 9, etc.).
Ahí es donde está el salto cuántico. De modo que después de los miles de millones de años empleados por esa relación amorosa entre la luz y el agua para llegar al salto cuántico, toda la humanidad está invitada a vivenciarlo. Por eso el Tzolkin no habla del fin del mundo ni de destrucción, sino de realización.

La propuesta es encontrar en ti la luz y el agua o las emociones, y vivir en esa dimensión donde el amor es la realidad.

El sentido fluyente te lleva hacia el tiempo real en todos los códigos, pero el sentido retrógrado sirve para reparar los errores, es decir para limpiar el karma

Igual que hay 20 sellos y 20 ondas, podemos encontrar 20 columnas del venado azul. Nos estamos refiriendo a 20 columnas resonantes personalizadas.

Solo necesitas saber cuál es tu onda personal, es decir en qué onda se encuentra tu kin natal, y darle a esa onda el valor de onda 1.
En el Tzolkin tipo la columna resonante es donde se une la onda 10 del espejo con la onda 11 del mono, y en tu Tzolkin personal será donde se unen tus ondas 10 y 11 desde la primera natal.

Entonces, solo tienes que leerlas como si fuesen los ocultos uno de otro, como sucede entre las ondas 10 y 11. Así, meditativamente vas recitando tu onda 10, comenzando por el primer sello, y en sentido inverso tu onda 11, es decir empezando por el sello 13, hasta que confluyan en el equivalente del perro 13 y mono 1. Y luego sigues avanzando hasta donde has empezado.

Ahí has recitado cuatro ondas, dos en sentido fluyente y dos de forma retrógrada. Si observas el sello del espejo y su resonancia con la cruz chacana, encontrarás que aparecen 4 escaleras, cuyo sentido en unos casos es ascendente y en otros descendente. Hay dos tramos ascendentes y dos descendentes a contar desde el centro, y eso es lo que haces cuando recitas las ondas 10 y 11 del Tzolkin tipo o tus ondas 10 y 11 personal.

El sentido fluyente te lleva hacia el tiempo real en todos los códigos, pero el sentido retrógrado sirve para reparar los errores, es decir para limpiar el karma.
Las cuatro escaleras formadas por la recitación ascendente-descendente y descendente-ascendente de tus 2 ondas que componen el lugar resonante en tu Tzolkin personal, contienen esos dos valores posibles meditativamente, permitiéndote un maravilloso peregrinaje en busca del venado azul; de búsqueda y encuentro.

Gracias y perdón. Salvar Wirikuta, o sea salvar lo sagrado.

EL PERRO: No es posible hablar de amor sin alegría (Extracto del Libro de los Sellos)

Pero hablar del Perro en el Tzolkin únicamente como amor incondicional o perfección es demasiado esquemático, aun siendo valido. El Perro está asociado al Mono, que es su oculto, y siendo el Mono lo que expresa la alegría, está claro que también hay que hablar de alegría, porque no es posible hablar de amor sin alegría.

EL MONO: El sello oculto (Extracto del Libro de los Sellos)

El sello oculto del Mono es el Perro, sello 10, que muestra el horizonte sobre la Tierra. Es la perfección en esta dimensión (tono 10), por comparación con el Mono, que está separado de la Tierra porque vive en los árboles, de modo que muestra elevación.
El Perro y el Mono son ocultos. No es posible hablar de auténtico amor sin alegría o alegría real sin amor, o dicho de otra manera, no hay perfección sin alegría y sin salud, porque tampoco hay salud sin alegría.
El Perro 13 y el Mono 1 están justamente en el centro del Tzolkin, que es donde se unen amorosamente en un acto de amor, la energía del cielo y la energía de la tierra. Y ese lugar es el hombre.

El psicrono es muy importante porque el alma es muy importante.

El psicrono es muy importante porque el alma es muy importante.
Conectar o reconectar con el alma es vital porque es reconectar con el gozo, ya que el alma conoce otras dimensiones transcendentes de la vida y no se preocupa de entrar a trabajar ni de intentar engañar a nadie para quedarse con su dinero, sino que su tarea está en la intensidad, o sea en el amor.

Es importante conectar el kin que expresa el alma con el kin natal. Puedes ir desde el kin que expresa tu psicrono, repitiendo en voz alta los sellos hasta que llegas a tu kin natal, estableciendo esa meditación una conexión.
También puedes tener presente los ocultos y establecer de la misma manera una conexión donde simplemente vas repitiendo en voz alta el nombre de los sellos hasta que enlazas el psicrono, el kin natal, el oculto y el oculto del psicrono.

Estamos en un tiempo en que solo con la voz pones en marcha muchos dispositivos. Puedes programar muchas funciones de tu móvil, de tu casa inteligente, de tu negocio y de muchas otras cosas solo con la voz.
Encontramos que en el Tzolkin el segundo sello, el Viento, contiene la representación de una lengua y ese mismo sello aparece como segunda onda en el castillo verde. Todo esto contiene una información acerca de la voz, de la palabra y de su potencialidad, muy superior a la que reconoce la conciencia habitual, sobre todo cuando la lengua está expresando el corazón y canalizando dimensiones superiores, es decir cuando habla desde el amor y no desde el miedo, o sea cuando habla desde el amor y no desde el ego.

Pero sucede también que el mago 13, que es el guía del perro 13, es justamente el sello que expresa la transcendencia del viento, es decir de esa lengua que aparece como segundo sello o segunda onda del castillo verde.
De modo que la lengua transcendente, o sea el hablar transcendente, está asociado al inicio del acceso a una nueva dimensión de la vida.
Y quizá cuando se habla desde el corazón en realidad se está hablando desde el alma, y entonces aparece la maravilla.